viernes, 20 de enero de 2012

Una venezolanita perdida en Lima…

     
  Llegar a Lima fue una sensación única… imagínate todo pasando en slow motion (cámara lenta) desde mi llegada al aeropuerto hasta el apartamento, no me perdía cada detalle de las calles, edificios, sus parques, avenidas, el malecón y su gente…

Mi primera noche la pase congelada, sentir un poquito el invierno limeño y su humedad bastó para irme en la mañana siguiente a comprarme toda la indumentaria necesaria para estar en calor... pero solucionado el problema, ahora empezaba mi aventura como una Venezolanita perdida en Lima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario